Rendimiento físico integral sano en animales de competencia.

octubre 21/2020

Nuestros animales de competencia cada vez son más y el mantener su salud física y comportamental es un reto ante los diferentes riesgos de los métodos tradicionales de dopaje. El Dopaje no abarca solo solo el consumo o utilización de las sustancias y grupos farmacológicos prohibidos y de los métodos no reglamentarios destinados a aumentar las capacidades físicas de los deportistas o a modificar los resultados de las competiciones, sino también la promoción, incitación, venta o tenencia de estas.

La utilización de cualquier sustancia prohibida puede influir drásticamente en el rendimiento atlético o esconder un mal estado de salud.  Estas técnicas anti-éticas y prohibidas para aumentar o disminuir el rendimiento generan sanciones legales y daños para la salud del animal. Su Médico Veterinario debe conocer las sustancias prohibidas pues aparte del uso intencional de las sustancias estimulantes y depresoras, puede haber dopaje no intencional pues prácticamente todos los medicamentos (antiinflamatorios, AINES y esteroides, antipiréticos, vasoconstrictores, descongestionantes, antiespasmódicos, antihistamínicos, corticoides, relajantes musculares, , cardiotónicos, expectorantes,  y mucolíticos) habituales en la clínica canica pueden ocultar una lesión o favorecer mejores rendimientos en  competición.

Por otra parte, el consumo irracional y desproporcionado de estos fármacos, puede perjudicar drásticamente la salud del animal y poner en riesgo su carrera deportiva. Las consecuencias, igual que en los humanos, son negativas y peligrosas y van desde efectos comportamentales como depresión, ansiedad,  agresividad e irritabilidad, agorafobia hasta efectos físicos como dolores de espalda, alteraciones óseas, atrofia testicular, caída del pelo, alteraciones visuales, hipertensión y soplos cardiacos con muerte súbita.

El Médico Veterinario tiene la obligación de participar en la persecución del dopaje parar velar que este tipo de maltrato animal no se produzca y que los animales no sean tratados innecesariamente con sustancias con efectos adversos.

Además como parte del sistema de control deportivo debe evitar trampas y desviaciones de resultados. Afortunadamente, existen formas de manejar la salud física y comportamental en el rendimiento físico como la Medicina Antizootóxica.  Como no es solo una cuestión muscular, y la zootoxicología logra desarrollar el máximo desempeño físico individual al integrar y actuar sobre  todos los sistemas orgánicos como son el cardíaco, respiratorio, musculoesquelético, endocrino, renal y nervioso.   Todos los órganos se preparan de forma gradual por medio del entrenamiento.

Los medicamentos antizootóxicos por el uso de materia prima natural y el uso de microdosis por diluciones sucesivas son seguros, no residuales y reconocidos libres de dopaje. Son inmunomoduladores y organoreguladores mejorando las defensas inmunológicas previniendo y tratando las diversas enfermedades que pueden surgir por contacto con otros animales y vectores durante los desplazamientos en diferentes climas. Mejoran la producción de glucógeno hepático, el combustible muscular, mejorando la formación de ATP y la eliminación hepática del ácido láctico del musculo recuperándose más rápido de la fatiga postejercicio y manteniendo un buen estado general. Optimizan la utilización de minerales y la formación y recuperación osteo-muscular.  Permite el bienestar etológico al controlar el estrés del transporte, mejorar la capacidad de aprendizaje y adaptación a nuevos lugares y multitudes. Regula la actividad cardio-circulatoria y respiratoria mejorando el rendimiento y la adaptación a las diferentes alturas. Equilibra la producción hormonal mejorando la fertilidad de machos y hembras élite y evitando problemas de obesidad y óseos por castración.

Así la medicina antizootóxica con programas de preparación y recuperación periódicos promueve el deporte sano y ético, con bienestar integral físico y comportamental,  optimizando las capacidades individuales sin forzar los procesos biológicos en nuestros animales deportistas. Debe de estar acompañada de una adecuada nutrición y manejo amigables guiados por su médico Veterinario.

Hugo Leiva K.
Director científico.
Línea veterinaria LHA

Categorias: Línea Veterinaria

Deja un Comentario