• cmweb7

Embarazo con Salud y Paz



El embarazo es uno de los momentos más felices y esperados por la mayoría de las mujeres y de la forma como se viva depende mucho el comportamiento, actitudes y hasta enfermedades del niño.


Según la Clínica Mayo las mujeres embarazadas tienen más posibilidades de infecciones, problemas pulmonares, partos pre terminó e incluso muerte por coronavirus (Covid 19),

y aunque es alarmante escuchar esto, si se hace un manejo adecuado de esta hermosa etapa de la mujer no aparecerá ninguna de estas complicaciones.


En el embarazo hay muchos cambios hormonales y aunque la maternidad siempre es un motivo de alegría contagiosa; ya que al ver una embarazada siempre aparece una pequeña sonrisa en las personas que la ven, algunas veces las hormonas pueden causar una mala pasada, por ejemplo, el Cortisol que es la hormona del estrés permanente puede causar estados emocionales alterados incluso durante años, es la hormona de la infelicidad.

También están las alteraciones entre estrógeno y progesterona que aumentan durante el embarazo disminuyen repentinamente después del parto.

Investigadores de la universidad de California han descubierto que las mujeres cuyos niveles de hormona liberadora de corticoprina (CRH) aumentan rápidamente a las 25 semanas de gestación tienen un mayor riesgo de sufrir depresión posparto.


La dieta, sigue siendo un factor muy importante en la maternidad donde se debe comer equilibradamente basando la dieta en vegetales por su gran aporte de macro y micronutrientes y se les pueden adicionar grasas saludables para que el desarrollo del bebé sea adecuado y el control metabólico de la madre sea adecuado.

Se debe comer Folatos y para eso tenemos la espinaca como fuente natural de este y también tiene potasio que puede ayudar para las gestantes que tienen calambres, las espinacas contienen calcio, hierro Magnesio; manganeso y fosforo, es rica en vitaminas A. E. K y varias del grupo B ( B!, B2, B6) también contiene ácido fólico. El comer Garbanzos adiciona Colina que ayuda al desarrollo del bebé y a la madre le ayuda para manejo de los tejidos antes y después de del parto.


Las concentraciones maternas de ácidos grasos (DHA y EPA) esenciales disminuyen en más de un 40%, y la mejor manera de mantenerlos estables es consumir pescado dos veces a la semana especialmente pescados de mar, que tengan menos mercurio.

Para el Yodo se pude comer dos veces a la semana algas marinas..


La idea no es que la madre deba comer el doble, porque lleva otra personita adentro sino de una manera adecuada y saludable.


La hidratación juega un papel muy importante para mantener la dinámica del agua y lo recomendado es aumentar el consumo de líquidos a 2.000 ml al día de los cuales 700 ml pueden darse de alimentos ricos en agua especialmente frutas


La actividad física no debe ser ajena al embarazo sino al revés debe ser una parte fundamental del diario vivir, se recomienda hacerlo de forma constante, se deben hacer ejercicios cardiovasculares y se recomienda hacer yoga, taichi ó pilates, aunque en mi experiencia personal con mis tres hijos y dos nietos, mi esposa y mis hijas practicaron Taekwondo hasta el séptimo mes en promedio, con resultados sobresalientes en sus embarazos.


Si la embarazada lleva unos controles prenatales de medicina integrativa además de las visitas al ginecólogo, su embarazo será mucho más llevadero y lleno de alegría sin alteraciones en el bebe y la madre. Los médicos integrativos sugerimos medicamentos de medicina Antihomotóxica, sueroterapia con oligoelementos, minerales, vitaminas y biorreguladores para que el embarazo y el parto sean lo más felices y llenos de amor posible.



Dr César Augusto Monsalve R

Asesor Científico LHA. Médico y Cirujano, especialista en medicinas Alternativas y Complementarias, Escuela de Medicina Juan N Corpas. Diplomados en Ozonoterapia, Acupuntura, Biopuntura, Terapia Neural y medicina funcional

77 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo