¡Eres mamá !





Cuando eres mamá entregas todo tu ser a tu hijo y muchas veces te olvidas de vivir y de cuidar de ti misma. Recuerda mamá, que si quieres que tu hijo este bien primero debes estar bien tu.


El Puerperio es el periodo que va desde el parto hasta 6 semanas después, allí ocurren cambios anatómicos, funcionales y psicológicos para que el organismo regrese adecuadamente a su estado normal, excepto las glándulas mamarias, que están en su máximo desarrollo para la lactancia.


Es muy importante que la madre busque espacios para ella, donde se pueda arreglar el cabello, las uñas y los pies, donde busque espacios para hacer actividad física o incluso hacer masajes terapéuticos emocionales y en general retome su vida cotidiana de la manera más adecuada y sana posible.


La alimentación debe continuar lo más equilibrada posible, quitándose de la cabeza que debe comer por dos por aquello de la lactancia, sino que debe comer sanamente y sin introducir toxinas a su organismo.


En este periodo es muy importante que la mamá, exprese sus deseos y necesidades a su pareja, familiares e incluso al médico, es básico que la pareja, si la tiene, comparta las tareas del bebé, como cambiar pañales, bañarle extraerle los gases y convierta estos días en un espacio de unión y de entrega a la familia.


Es fundamental el descanso cada vez que el bebé lo permita, hay que dejar a alguien que cuide al bebe mientras ella duerme o hacer alguna actividad que la ponga en paz, es primordial no permitir que el trabajo en casa por la pandemia; evite que lleve la incapacidad materna de manera no adecuada.


La lactancia materna muchas veces se vuelve una tortura para las madres, por eso siempre debe buscar ayuda de su madre, sus familiares o el médico integrativo que la acompañen adecuadamente para controlar algunos efectos indeseables como dolores o incluso mastitis.


Se debe recordar que la lactancia tiene muchos beneficios, uno es el estímulo del vínculo madre hijo, otro es, que la lactancia estimula hormonas como la oxitocina, que contrae el útero y disminuyen el sangrado, también ayuda a la pérdida de peso adecuada, previene osteoporosis y favorece el descanso nocturno porque la prolactina tiene efecto relajante sobre la madre y el hijo.


En general para un bienestar integral del niño y la madre ella debe estar muy bien y poder retomar su nueva vida de madre de manera adecuada, recomiendo la visita a los médicos integrativos que hay en todos los rincones del país, allí podrán tener guía de cómo llevar de la mejor manera este periodo con medicamentos antihomotóxicos y psicoterapia materna.

Recuerda el ser madre debe ser una experiencia de felicidad, amor y tranquilidad plena.



Dr César Augusto Monsalve R

Asesor Científico LHA. Médico y Cirujano, especialista en medicinas Alternativas y Complementarias, Escuela de Medicina Juan N Corpas. Diplomados en Ozonoterapia, Acupuntura, Biopuntura, Terapia Neural y medicina funcional